Análisis

La muralla gringa

Por Mario Alberto Estrella.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este viernes una emergencia nacional en la frontera con México para acceder a miles de millones de dólares que permitirán construir un muro.

El muro ha sido para Trump parte fundamental de su plataforma electoral, y ahora que se se encuentra oficialmente en campaña no dudará en usar la “perenne xenofobia” a su favor.

¿Te molesta que tu vecino construya una barda? No debería.

Pero hablemos de “La Muralla Gringa”. Esta obsesión que ha paralizado por completo al gobierno de los Estados Unidos en las últimas semanas.

El presidente de aquel lado, Donald Trump, prometió durante un mitin en El Paso Texas, “terminar” el muro con México independientemente de lo que hayan acordado en el Congreso los negociadores demócratas y republicanos.

Trump dijo que su Gobierno ha construido ya “una gran parte” del muro y que ahora quiere “terminarlo” y “rápido”.

Lo cierto es que los 1.600 millones de dólares que Trump logró del Congreso en 2017 están siendo invertidos en fortalecer tramos que ya tenían barrera fronteriza y no en extenderlo.

Los negociadores del Congreso anunciaron un acuerdo el lunes por la noche para evitar otro cierre parcial del gobierno y financiar la construcción del muro en la frontera con México, superando un estancamiento sobre migración que amenazaba con arruinar las conversaciones.

Los republicanos estaban desesperados por evitar otro cierre gubernamental que afectara su imagen.

En principio accedieron a la asignación de mucho menos dinero para el muro fronterizo que los 5 mil 700 millones de dólares que exigía el presidente Donald Trump para construirlo, y se arreglaron por casi mil 400 millones de dólares, de acuerdo con asesores legislativos.

De acuerdo con la cadena de noticias BBC cuando los habitantes de El Paso, en la frontera de Texas con México, recuerdan lo que hace unos días dijo Trump sobre su ciudad, su primera reacción suele ser una risa.

El mandatario de Estados Unidos aseguró en cadena nacional, durante su discurso del Estado de la Unión, que su ciudad solía tener “tasas extremadamente altas de delitos violentos”.

“El problema es que Trump está exagerando, como con todo siempre”, dijo a BBC Mundo Joseph Williams, un profesor estadounidense residente de El Paso.

Marc González, un conductor de taxi, toma como broma las afirmaciones de su presidente: “Ahora están saliendo camisetas que dicen ‘yo vivía en El Paso, la ciudad más peligrosa de EE.UU.’”.

Las estadísticas de criminalidad en los registros del FBI no apoyan la idea del presidente, pues la tasa de delitos violentos en El Paso se redujo notablemente en las últimas tres décadas.

Y por el contrario, la ciudad se convirtió en una de las urbes con más de 500.000 habitantes más seguras antes de la edificación de la valla fronteriza, completada en 2009.

Por otro lado la verdad se asoma, el diario estadunidense The Washington Post publicó que 16 trabajadores del club de golf, propiedad de Donald Trump, son indocumentados y al momento de ser contratados sabían de la falta de documentación migratoria. Algunos de los antiguos empleados, que viven en el estado de Nueva Jersey, proporcionaron comprobantes de pago que documentan sus servicios prestados en el Club Nacional de Golf de Bedminster (Nueva Jersey), aseguró el Post.

Cada año, más de 380 mil migrantes cruzan desde la frontera sur de México hasta Estados Unidos, informó el investigador del Colegio de la Frontera Norte (El Colef), José Manuel Valenzuela Arce, el investigador  señaló que el gobierno de Estados Unidos ha acusado a los migrantes de ser criminales pese a que generan para la economía de ese país más de 10 mil millones de dólares tan solo en impuestos.

Trump, aseguró  en su cuenta de Twitter que el muro en la frontera con México se está construyendo “independientemente del dinero”.

“El laborioso senador Richard Shelby presentó el concepto y los parámetros del acuerdo de seguridad fronteriza. Revisando todos los aspectos, sabiendo que esto se conectará con una gran cantidad de dinero de otras fuentes, recibiremos casi 23.000 millones de dólares para la seguridad fronteriza”, escribió el mandatario, agregando que “independientemente del dinero para el muro, se está construyendo mientras hablamos”.

Mario Alberto Estrella

Nacido en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, México el veintitrés de Junio del año de mil novecientos setenta. Egresado de la Licenciatura en Comunicación Gráfica, en 1994, Diplomado por el Instituto de Tecnología en Asunción Paraguay en 2001 y Certificado por Macromedia en 2006. A la fecha ha colaborado en quince distintos medios de comunicación, en diversas actividades como redacción, edición, diseño, fotografía y como Web Master.” Durante la última década del siglo XXI recorrí la frontera norte; de Matamoros a Tijuana, trabajando en diversos medios impresos fronterizos. En la segunda mitad de 1999 comienzo un recorrido por América Latina en el Venezuela de Chávez, pasando por el Chile de Bachelet, el Brasil de Lula, 20 años después me encuentro donde comienza la patria.

Articulos relacionados

Mirar también

Close
Back to top button
shares
Close
Close