AnálisisDestacado

La nación de rodillas

Por Mario Alberto Estrella.- Lo acontecido en el 17 de octubre en Culiacán, es un grave síntoma, de una enfermedad que viene atacando a México desde hace varias décadas. 

El cáncer ha hecho Metástasis en lo más profundo de nuestra sociedad y a estas alturas es casi imposible extirpar el tumor e intentar salvar al paciente.

Hace 10 años cerca de medio millón de mexicanos estaban involucrados en actividades ligadas al narcotráfico. De acuerdo con especialistas, en México el 78 por ciento de los sectores económicos están infiltrados por el narcotráfico. 

¿Existe alguna manera mágica mediante la cual el viernes esos quinientos mil angelitos cuelguen sus armas y se presenten el lunes a las 6 de la mañana para abrir la segunda caja del Oxxo, por menos de 2000 pesos a la semana?

Existen lugares de México donde la presencia del Estado es una mera pantomima, como Tamaulipas donde desde hace más de 12 años patrullan abiertamente las huestes del Cartel del Noroeste.

Ahí mismo  justo hace un año tuvieron que ser cancelados los foros por la paz y en ese mismo lugar nuestras fuerzas armadas no pudieron ni comprar gasolina.

El dinero del narcotráfico se ha infiltrado en todo… literalmente en todo, procuración de justicia, fuerzas del orden, hay quienes aseguran que hasta han puesto presidentes. 

Sin embargo este mal no es creación nuestra, de sobre manera ha sido documentada la injerencia de la CIA y la DEA en estos menesteres. Desde 1982  La CIA utilizó a los capos de la droga y a funcionarios de altos rangos, para combatir la “amenaza latente” del comunismo en América Latina.

El escándalo Irán-Contra dejó al descubierto que agentes de la CIA se coludieron con narcotraficantes para financiar a la contra nicaragüense. Según versiones el mismo Pablo Escobar mandó 92.000 kilos de cocaína a la DEA durante tres años.

En México el problema se agudizó tres años antes de la llegada de Felipe Calderón al poder, durante 2003 Nuevo Laredo, Tamaulipas, ardió en llamas y a la fecha, 16 años después la paz nunca volvió a casa.

Recientemente la Secretaría de Gobernación se pronunció a favor de la legalización de las drogas. Sin embargo el problema a estas alturas no son las drogas mismas, el problema actual es el poder que han acumulado los grupos delictivos, capaces de humillar a las fuerzas armadas, al presidente y a toda la nación.

Cierto es que “la violencia no se combate con la violencia”, pero luego de 290,000 almas sólo nos queda agregar que mientras no sea atacada su estructura financiera, serán vanos los intentos por frenar la delincuencia.

¿Tú qué opinas?

Fuentes:

http://wradio.com.mx/radio/2009/12/13/judicial/1260727680_923771.html

https://elpais.com/especiales/2016/guerra-narcotrafico-mexico/

Etiquetas

Mario Alberto Estrella

Nacido en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, México el veintitrés de Junio del año de mil novecientos setenta. Egresado de la Licenciatura en Comunicación Gráfica, en 1994, Diplomado por el Instituto de Tecnología en Asunción Paraguay en 2001 y Certificado por Macromedia en 2006. A la fecha ha colaborado en quince distintos medios de comunicación, en diversas actividades como redacción, edición, diseño, fotografía y como Web Master.” Durante la última década del siglo XXI recorrí la frontera norte; de Matamoros a Tijuana, trabajando en diversos medios impresos fronterizos. En la segunda mitad de 1999 comienzo un recorrido por América Latina en el Venezuela de Chávez, pasando por el Chile de Bachelet, el Brasil de Lula, 20 años después me encuentro donde comienza la patria.

Articulos relacionados

Back to top button
shares
Close