AnálisisDestacado

Notre Dame entre las llamas de la especulación

Teorías de conspiración inundan la red sobre el incendio de Notre Dame


Por Mario Alberto Estrella.- Pocos instantes habían transcurrido desde inicio del incendio de la Catedral de Notre Dame cuando cual reguero de pólvora el internet encendía su propia hoguera.

Incluso antes de que se extinguiera el incendio en Notre Dame, teorías de conspiración y noticias falsas habían inundado la red.

InfoWars, un sitio conocido por difundir teorías de conspiración, publicó una historia que sugería que el incendio se había provocado intencionalmente.

La afirmación estaba basada solamente en un tuit erróneo, que luego se eliminó. La historia de InfoWars sigue en línea.

El fiscal de París, Rémy Heitz, dijo que si bien la causa del incendio no se ha establecido, es probable que sea “accidental”.

Las grandes redes sociales al parecer tuvieron dificultades para contener la difusión del contenido.

Una función de YouTube diseñada para combatir la desinformación incluso vinculó el incendio en la catedral de Notre Dame con los ataques terroristas del 11 de septiembre. La compañía culpó de la confusión de sus algoritmos.

Pero como dijo Galileo: Sin embargo se mueve

El incendio en  la catedral de Notre Dame, es el doceavo incidente que sufre la iglesia católica de Francia en lo que va del año.

El 17 de marzo la iglesia de Saint-Sulpice fue incendiada, construida en el siglo XVII y sede de filmación de la película El Código Da Vinci, sufrió un incendio, que todavía es investigado por la policía, ante las sospechas de un posible origen intencional.

De desde febrero alrededor de 10 iglesias más fueron vandalizadas. Incluyendo graves profanaciones a la iglesia de Notre Dame des Enfants en Nimes y Notre Dame en Dijon. Más que accidente podría haber un patrón. Sin embargo, los grandes medios se apuraron en informar desde el primer momento que había sido “un accidente en los trabajos de reparación”, sin brindar más detalles.

Los delincuentes en las iglesias católicas de todo el país han destrozado estatuas, han derribado tabernáculos, han dispersado o pisoteado la Eucaristía, han quemado telas de altares y han derribado cruces, entre otros actos de profanación.

Según La Croix International, uno de los primeros incidentes ocurrió el 4 de febrero en la iglesia católica de San Nicolás en Houilles, Yvelines, donde se encontró una estatua de la Santísima Virgen María destrozada en el suelo. La iglesia había experimentado incidentes anteriores de vandalismo apenas unas semanas antes, cuando se encontró la cruz del altar tirada al suelo y la silla del celebrante dañada.

El agente ruso de contrainteligencia, Daniel Estulin, manifestó: “Me recuerda al 9-11 (Torres Gemelas). En vivo. ¿Quién está enviando un mensaje y quién es el destinatario?

Es importante entenderlo al nivel conceptual”. Y se animó a esbozar una hipótesis sobre sociedades secretas históricamente enfrentadas:  “Illuminati vs Caballeros de la Cruz de Malta vs Jesuitas vs Priorato de Sion vs Sufi Tarikati vs Bnai Brith”. Citó en su cuenta de Twitter el dos veces ganador del premio internacional de periodismo.

El infame 15 de abril

El decimoquinto día del mes de abril, tiene un negro lugar en la historia moderna.

El 15 de abril es un día marcado por desgracias en distintas partes del mundo. Al Presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, le disparó John Wilkes Booth mientras se encontraba en el Teatro Ford viendo la obra “Our American Cousin“ un día 14 de abril de 1865 alrededor de las 10:13 p.m. Sin embargo, el Presidente sobrevivió hasta el día siguiente, tras ser llevado a Petersen House, en Washington DC, donde permaneció en coma durante nueve horas antes de morir temprano en la mañana del 15 de abril de 1865.

El titán del mar que se dijo ni Dios podía mandarlo al fondo del mar, se hundió en su primer viaje después de chocar con un iceberg. La hora del impacto fue a las 11:40 p.m. del 14 de abril, la tripulación no pudo reaccionar a tiempo para maniobrar y evitar la colisión. El daño al caso fue irreparable y comenzaron a abandonar el barco. Aproximadamente dos horas y 40 minutos después de la hora el choque la nave se hundió por completo, en la madrugada del día siguiente 15 de abril de 1912.

El Maratón de Boston es un evento en el que miles de personas se reúnen cada año, y es uno del los maratones más importantes en todo el mundo. Suele ser una fiesta deportiva. Pero, hace seis años, dos hermanos decidieron quitar la alegría del día. En esa tarde, dos bombas caseras explotaron en un incidente que se conoció como el “atentado del Maratón de Boston” y provocó una persecución de los sospechosos. Cientos de miles estaban reunidos para celebrar, pero tres personas murieron y varios cientos más sufrieron heridas. Todo ocurrió un 15 de abril de 2013.

El preambulo de Notre Dame

Catholic World Report han reportado al menos 10 incidentes de vandalismo y profanación de iglesias católicas en Francia desde principios de febrero, según las fuentes de noticias francesas.

Los delincuentes en las iglesias católicas de todo el país han destrozado estatuas, han derribado tabernáculos, han dispersado o pisoteado la Eucaristía, han quemado telas de altares y han derribado cruces, entre otros actos de profanación.

Según La Croix International, uno de los primeros incidentes ocurrió el 4 de febrero en la iglesia católica de San Nicolás en Houilles, Yvelines, donde se encontró una estatua de la Santísima Virgen María destrozada en el suelo. La iglesia había experimentado incidentes anteriores de vandalismo apenas unas semanas antes, cuando se encontró la cruz del altar tirada al suelo y la silla del celebrante dañada.

El Observatorio de Intolerancia y Discriminación contra los Cristianos en Europa, un grupo de vigilancia cristiana, documentó otro ataque en la iglesia de San Nicolás el 10 de febrero, cuando se encontró el tabernáculo en el suelo. Un hombre de 35 años confesó haber cometido el acto a la policía.

El 5 de febrero, se encontró un mantel del altar quemado, cruces y estatuas derribadas o desfiguradas en la catedral de Saint-Alain en Lavaur, en el centro-sur de Francia. El secretario de la parroquia descubrió el incendio a tiempo y logró que no se propagara, aunque el humo dañó el altar y las paredes adyacentes.

El edificio de 800 años de antigüedad también se había renovado recientemente, informaron fuentes locales.

«Condeno enérgicamente el vandalismo de la Catedral de Lavaur y comparto la indignación provocada por este acto intolerable», dijo Jean Terlier, diputado local del distrito, en un comunicado luego del incidente, según La Croix.

«Dios perdonará. Yo no», dijo el alcalde de la ciudad, Bernard Carayon, sobre el vandalismo, informó La Croix.

El 6 de febrero, justo un día después del incidente de la catedral de Saint-Alain, vándalos en una iglesia católica en Nimes irrumpieron en el tabernáculo y acostaron a los feligreses en el suelo, dibujaron una cruz en la pared con excrementos y dañaron otros artículos religiosos en la iglesia, según informes locales.

En una declaración publicada en el sitio web de la Diócesis, el obispo Robert Wattebled de Nimes denunció la profanación, que «afecta en gran medida a nuestra comunidad diocesana. El signo de la cruz y el Santísimo Sacramento han sido objeto de graves acciones peligrosas. Este acto de profanación nos duele a todos en nuestras convicciones más profundas», dijo.

El obispo también anunció que debe celebrarse una misa de reparación en la iglesia antes de que continúen las misas regulares y señaló que las órdenes religiosas locales de la diócesis ya se habían ofrecido a colaborar con días de ayuno y oración como acto de reparación. Alentó a los católicos laicos a unirse en actos de oración y reparación.

El Observatorio de Intolerancia y Discriminación contra los Cristianos en Europa documentó otro incidente el 9 de febrero en la Iglesia de Notre-Dame de Dijon en Côte-d’Or, aproximadamente 175 millas al sur y al este de París.

Nuevamente en este incidente, se abrió el sagrario y se esparció la Eucaristía. También se tiñó una tela del altar y se rasgó un libro bíblico.

El padre Emmanuel Pic, de la parroquia de Notre-Dame, dijo a La Bien Public News que como no se dañó nada de gran valor monetario, parece que los vándalos querían atacar el «corazón de la fe católica».

«No se ha roto nada de valor monetario, pero es la intención lo que es muy impactante. Esto es lo que caracteriza a la profanación», dijo Pic.

Los vándalos parecían saber que atacar el altar y la Eucaristía serían «un símbolo muy fuerte, ya que los feligreses saben que las especies consagradas durante la misa anterior ya no son solo un pedazo de pan, sino el cuerpo de Cristo», agregó. El sacerdote también publicó fotos de la profanación en su cuenta de Twitter. La misa se reanudó en la parroquia después de que el arzobispo local celebrara una misa de reparación.

En una declaración publicada en el boletín del grupo, Ellen Fantini, la directora ejecutiva del Observatorio de Intolerancia y Discriminación contra los Cristianos en Europa, se unió a sacerdotes locales, obispos y autoridades civiles para condenar los «impactantes» actos de vandalismo.

«Esperamos sinceramente que los perpetradores sean llevados ante la justicia y que la conciencia de la creciente hostilidad anticristiana en Francia llegue a la plaza pública», dijo.

En una declaración publicada en Twitter el 13 de febrero, el Primer Ministro de Francia, Edouard Philippe, también condenó los actos antes de una reunión con los obispos del país.

«En una semana, en Francia, 5 iglesias destrozadas. En nuestra república se respetan los lugares de culto. Tales actos me impactan y deben ser condenados por unanimidad. Les diré a los obispos de Francia en la reunión del foro de diálogo con la Iglesia Católica», dijo.

Además de la confesión en el incidente en la iglesia de San Nicolás, se están llevando a cabo investigaciones sobre los perpetradores de estos actos de vandalismo.

Si bien aún no está claro si los incidentes están relacionados, se recuerda la serie de ataques y vandalismo que la Iglesia Católica en Francia y Bélgica experimentó en 2016 por el Estado Islámico. El peor de esos ataques incluyó el asesinato del padre Jacques Hamel, quien fue asesinado por jihadistas mientras celebraba la misa en una iglesia en Saint-Etienne-du-Rouvray en Normandía. Los asaltantes habían entrado en la iglesia y tomaron como rehenes al sacerdote y a otras 4 personas. La policía mató a tiros a los secuestradores.

Mario Alberto Estrella

Nacido en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, México el veintitrés de Junio del año de mil novecientos setenta. Egresado de la Licenciatura en Comunicación Gráfica, en 1994, Diplomado por el Instituto de Tecnología en Asunción Paraguay en 2001 y Certificado por Macromedia en 2006. A la fecha ha colaborado en quince distintos medios de comunicación, en diversas actividades como redacción, edición, diseño, fotografía y como Web Master.” Durante la última década del siglo XXI recorrí la frontera norte; de Matamoros a Tijuana, trabajando en diversos medios impresos fronterizos. En la segunda mitad de 1999 comienzo un recorrido por América Latina en el Venezuela de Chávez, pasando por el Chile de Bachelet, el Brasil de Lula, 20 años después me encuentro donde comienza la patria.

Articulos relacionados

Back to top button
shares
Close