CulturaDestacado

Spielberg contra Netflix

¿Por qué un cineasta del tamaño de Spielberg se podría sentir amenazado por Netflix?

Por Roberto Peña Cid.- Steven Spielberg es uno de los grandes directores de cine vivos; sus aportaciones al séptimo arte son innegables: Tiburón, E.T. y La lista de Schindler, por mencionar algunas. Sin embargo, ahora resulta que es un ferviente opositor de que películas financiadas por empresas de streaming participen en los premios que otorga la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, mejor conocidos como los “Óscar”. No sólo eso, resulta que a Spielberg le molestó de sobremanera que Roma tuviera oportunidades reales de ganar el Óscar a Mejor Película, no porque fuera de un director mexicano y su personaje principal fuera una trabajadora doméstica de origen indígena, sino porque era una producción de Netflix. Incluso, se dice que Spielberg utilizó su gran influencia en los jueces de la mencionada Academia para que ganara Green Book en lugar de la película mexicana.

Green Book es una película buena y entretenida, no niego que disfruté verla en el cine, pero también la considero un producto típico de Hollywood con una narrativa tradicional y una historia predecible. Mientras que en sus competidores encontramos maravillas de una fuerza abrumadora como El Vicepresidente, El Infiltrado del KKKlan y Roma.

También reconozco que los premios de la Academia de este año fueron bastante interesantes gracias al abanico de películas que incluyeron. Por supuesto, Roma jugó un papel crucial en dicho evento. No es un secreto que últimamente los Óscares se han enfrentado al reto de mantenerse atractivos para la audiencia y han intentado adaptarse a la sociedad multiétnica que caracteriza a Estados Unidos, en la que sobresale la población afroamericana e hispánica. Pero también estamos viviendo un cambio radical en la manera en la que la gente consume cine debido a la propagación de servicios de streaming, entre los que destacan Netflix y Amazon Prime.

Así, celebro que la Academia incluya a películas financiadas por estas empresas en todas sus categorías. Nadie puede negar su invaluable apoyo para financiar proyectos que las casas productoras tradicionales han rechazado; este es el caso también de sobresalientes series de televisión y documentales. Por ejemplo, este año ganó el Óscar a Mejor Corto Documental “Period. End of the Sentence”, el cual es una joya que busca romper tabúes relacionados con la menstruación en la India. También recordemos que el primer Óscar que se llevó Netflix fue el año pasado en la categoría de Mejor Documental, con “Ícaro”, el cual empieza como una historia de dopaje en el mundo del ciclismo y termina revelando las tensiones políticas entre Rusia y los Estados Unidos; un buen documental, aunque en partes parece financiado por la CIA.

Spielberg no es el único peleado con las empresas de streaming. En 2017 se dio la polémica en el Festival de Cine de Cannes, cuando dos películas de Netflix fueron parte de la selección oficial; a saber, “Okja” y “The Meyerowitz Stories”. Después de esto, el Festival anunció que sólo incluirían películas que hayan sido estrenadas en salas de cine francesas. Así, en 2018, Netflix decidió que ninguna de sus producciones participaría en dicho Festival.

La tendencia es innegable: los servicios de streaming se están convirtiendo en el poder hegemónico del mundo audiovisual, pues están transformando la manera en la que consumimos cine. Quienes se marginen de esta tendencia van a salir perdiendo.

Si la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas gringa cede ante las presiones de Spielberg y sus aliados lo único que va a lograr es que la entrega de los Óscares pierda importancia y prestigio. Es más, si Netflix, Amazon y las demás empresas de streaming se ponen las pilas incluso podrían crear sus propios premios, con un formato más moderno y atractivo; lo que desplazaría a los Óscares, Cannes y a cualquier otro iluso que desee seguir viviendo en el pasado.

Para Tijuana Times 

Mario Alberto Estrella

Nacido en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, México el veintitrés de Junio del año de mil novecientos setenta. Egresado de la Licenciatura en Comunicación Gráfica, en 1994, Diplomado por el Instituto de Tecnología en Asunción Paraguay en 2001 y Certificado por Macromedia en 2006. A la fecha ha colaborado en quince distintos medios de comunicación, en diversas actividades como redacción, edición, diseño, fotografía y como Web Master.” Durante la última década del siglo XXI recorrí la frontera norte; de Matamoros a Tijuana, trabajando en diversos medios impresos fronterizos. En la segunda mitad de 1999 comienzo un recorrido por América Latina en el Venezuela de Chávez, pasando por el Chile de Bachelet, el Brasil de Lula, 20 años después me encuentro donde comienza la patria.

Articulos relacionados

Back to top button
shares
Close
Close